Desmayarse tras un vuelo, signo de embolia pulmonar

Mary Elizabeth Dallas – HealthDay News, 22 de octubre de 2012.

Las personas que se desmayan poco después de viajar en avión podrían tener un bloqueo potencialmente letal del pulmón, conocido como embolia pulmonar (EP), indica un estudio reciente.

Una EP es un coágulo que se forma en las venas profundas de la pierna, y que se desplaza al pulmón.

El nuevo estudio también halló que desmayarse debido a una EP se relaciona con una embolia cabalgante, una forma más grande y grave de la afección.

Los hallazgos serán presentados el lunes en la reunión anual del Colegio Americano de Médicos del Tórax (American College of Chest Physicians, ACCP), en Atlanta.

“Desmayarse podría ser un síntoma atípico de [embolia pulmonar], pero el desmayo asociado con un viaje reciente en avión es una combinación peligrosa”, planteó en un comunicado de prensa del ACCP el autor del estudio, el Dr. Robert Rifenburg, del Centro Médico Resurrección en Chicago. Advirtió que es probable que los pasajeros de avión diagnosticados con embolia pulmonar tras desmayarse tengan un bloqueo potencialmente letal.

Dado que el hospital está cerca del concurrido aeropuerto O’Hare de Chicago, su sala de emergencias recibe a muchos pasajeros enfermos directamente de los vuelos.

Para llevar a cabo el estudio, los investigadores examinaron la información médica de 548 pacientes con una edad promedio de 69 años que fueron enviados a la sala de emergencias por una embolia pulmonar en un periodo de cinco años.

De los 55 pacientes cuyo principal síntoma fue desmayarse, casi la mitad había estado en un avión recientemente. Pero de los pacientes entre quienes el desmayo no fue el síntoma principal, apenas alrededor de ocho por ciento reportaron viajar en avión recientemente.

El estudio halló que los pacientes de embolia pulmonar que se desmayaron tenían más probabilidades de presentar una embolia cabalgante, además de más problemas con la actividad eléctrica del corazón.

Ese tipo de embolia puede conducir a “una interrupción del flujo sanguíneo al cerebro”, explicó Rifenburg. “En cualquier momento en que se tiene una interrupción significativa del flujo sanguíneo que va al cerebro, tanto si se ha viajado en avión como si no, se está en mayor riesgo de perder el conocimiento”.

Los vuelos de larga distancia pueden aumentar el riesgo de trombosis venosa profunda (TVP) y EP, apuntaron los investigadores. Anotaron que una cirugía reciente, tomar anticonceptivos orales y estar inmóvil también aumentan el riesgo de desarrollar la afección.

“Reconocer los factores de riesgo asociados con la TVP y la EP es esencial para una prevención efectiva”, comentó en el comunicado de prensa el Dr. Darcy Marciniuk, presidente electo del ACCP.

Las investigaciones presentadas en reuniones médicas se deben considerar como preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por profesionales.

FUENTE: American College of Physicians, news release, Oct. 22, 2012. © HealthDay, artículo traducido por Hispanicare.

Both comments and pings are currently closed.

No se admiten comentarios.

Free T-Mobile Phones on Sale | Thanks to CD Rates, Best New Business and Registry Software