ASPECTOS ÉTICO-LEGALES DE LA MEDICINA AERONÁUTICA

JESÚS NAVA/Palma de Mallorca/Comunicación SEMA/18 de noviembre de 2010.

En noviembre de este año, presenté una Comunicación Libre en el Simposium de la Sociedad Española de Medicina Aerospacial (SEMA), celebrado en Palma de Mallorca, sobre “ASPECTOS ÉTICO-LEGALES DE LA MEDICINA AERONÁUTICA”.

Mi intención era provocar un debate reflexivo, entre los médicos examinadores allí presentes, sobre dos asuntos distintos, aunque no distantes, que me vienen preocupando desde hace años y nunca he visto abordados en nuestros simposios de Medicina Aeronáutica: el funcionamiento de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea española (AESA) -entidad integrada en la Dirección General de Aviación Civil y el Ministerio de Fomento- y, sobre todo, el contenido y el espíritu de la normativa médica JAR-FCL 3, vigente en todos los países europeos integrados en las Joint Aviation Authorities (JAA).

LA DGAC/AESA, VERGÜENZA NACIONAL Y EUROPEA

Lo que más reacciones provocó fue, sin duda, la primera parte de la exposición. Decir que la DGAC/AESA es una vergüenza nacional y europea es tan obvio para quienes estamos sometidos a su supervisión administrativa y dictado legal (médicos aeronáuticos, pilotos profesionales y deportivos, controladores, azafatas/os, escuelas aeronáuticas, empresas y compañías aéreas, etc.) como natural que levante ampollas en quienes trabajan para ella y no están dispuestos a hacer la más leve autocrítica.

Si en España tuviéramos una democracia sana, en vez de una corrupta partitocracia, la Administración y los funcionarios estarían al servicio de los ciudadanos y contribuyentes, escucharían con atención sus quejas y temerían su descontento; pero, como vivimos bajo un despotismo administrativo, son los ciudadanos los que temen a los funcionarios. Y es que, como decía Thomas Paine de la Francia prerrevolucionaria, “cuando el despotismo lleva siglos enteros establecido en un país, sienta sus reales en todas partes. Todo cargo y todo departamento tiene su despotismo, fundado en la costumbre y en el uso. Todo lugar tiene su Bastilla, y toda Bastilla su déspota. Contra esa especie de despotismo, que actúa mediante un laberinto interminable de cargos, hasta que la fuente apenas si es perceptible, no hay forma de reparación. Se refuerza al revestirse de la apariencia del deber, y tiraniza so pretexto de obedecer. Así ocurre hoy en España.

Estoy seguro de no haberle faltado al respeto a ninguna persona con mi exposición, aunque debo confesar que a las instituciones despóticas y arbitrarias no les tengo ningún respeto, porque no son respetables. Pero, gracias a ciertas batallas que a lo largo de mi vida he tenido que librar en defensa de lo que consideraba correcto en cada caso, tengo experiencia suficiente para saber que nunca se ganan más enemigos que cuando se dice la verdad. Como decía un poeta antiguo, “yo soy pacífico; mas los que aborrecen la paz, así que hablo, me hacen guerra”.

No obstante, no he de callar, a no ser que se me pegue la lengua al paladar. La ética médica también exige valor y honestidad para defender, frente a los filisteos y zorrococlos que nos gobiernan y acosan, lo que es correcto y justo para todos a la luz de la razón y hasta del simple sentido común.

NORMATIVA JAR-FCL: SEGURIDAD, AUNQUE SEA INJUSTA

Pero lo que a mí más me interesaba era poner en evidencia el retroceso que, en mi modesta opinión, significó para el mundo de la aviación el que la normativa JAR-FCL -estricta, arbitraria y a veces injusta- haya reemplazado a la flexible, razonable y ajustada normativa médica de la OACI (Organización de Aviación Civil Internacional).

Ejerzo como médico examinador aéreo desde hace sólo unos quince años, y nunca he trabajado bajo la normativa de la OACI, pero espero demostrar con evidencias su superioridad ética y legal sobre la normativa europea.

Aunque es mi intención (en cuanto mis ocupaciones me lo permitan) desarrollar, con otros tantos artículos, cada aspecto incluido en la presentación en Power Point que aquí se enlaza, anticipo las diapositivas usadas durante la ponencia, a sabiendas de que por sí solas pueden resultar poco inteligibles. Tómelas el lector como un esquema que bosqueja lo que pienso desarrollar con más detalle en varios artículos.

Gracias.

Véanse más presentaciones de Jesús Nava.
Both comments and pings are currently closed.

No se admiten comentarios.

Free T-Mobile Phones on Sale | Thanks to CD Rates, Best New Business and Registry Software