Las ‘píldoras de moralidad’ pueden ser la mejor oportunidad de Estados Unidos para poner fin a la pandemia de coronavirus, según un especialista en ética.

  1. El uso de máscaras y el distanciamiento social son buenos para la salud pública.
  2. Las personas que se niegan a seguir estas reglas son «desertores» que necesitan ser «mejorados moralmente».
  3. Esta mejora moral se puede lograr con medicamentos para hacer que las personas sean más «empáticas» y «cooperativas».
  4. Este medicamento debe ser obligatorio y/o administrado en secreto a través del suministro del agua.
  • Del mismo modo que se ponen una vacuna para fortalecer su sistema inmunológico, las personas podrían tomar una sustancia para estimular su comportamiento cooperativo y prosocial.
  • La mejora moral es el uso de sustancias para hacerle más moral. Las sustancias psicoactivas actúan sobre su capacidad para razonar sobre qué es lo correcto, o sobre su capacidad para ser empático, altruista o cooperativo.
  • Estas sustancias interactúan directamente con los fundamentos psicológicos del comportamiento moral […] Entonces, tal vez, las personas que eligen no tener máscaras o desobedecer las pautas de distanciamiento social comprenderían mejor que todos, incluidos ellos, están mejor cuando contribuyen y racionalizan que lo mejor que pueden hacer es cooperar.
  • Otro desafío es que los desertores que necesitan mejoramiento moral son también los menos propensos a inscribirse […] Una solución sería hacer obligatorio el mejoramiento moral o administrarlo en secreto, quizás a través del suministro de agua.

Pero una estrategia como esta podría ser una salida a esta pandemia, un brote futuro, o el sufrimiento asociado con el cambio climático.

también alimenta la corriente de propaganda que busca deshumanizar a quienes expresan su disensión.

Y ahora se está planteando seriamente que aquellos que se niegan a cumplir deberían estar sujetos a medicación encubierta para hacerlos más maleables para el «bien público».

Hay que decirle a la gente en qué se está convirtiendo su mundo, mientras todavía tenemos la capacidad intelectual para detenerlo.

AUTOR: Kit Knightly. FUENTE: off-guardian.org. 14 de agosto de 2020.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.