Los gobiernos de todo el mundo dicen que están siguiendo «La Ciencia» con sus medidas draconianas para detener la propagación del virus. Pero la ciencia en torno a Covid-19 es muy controvertida.

Muchos expertos tienen serias dudas sobre la efectividad de las medidas y argumentan que nuestros temores desmedidos sobre Covid-19 no están justificados.

KNUT WITTKOWSKI: LA EPIDEMIA ACABÓ HACE TIEMPO EN CHINA Y COREA DEL SUR, Y EN LA MAYOR PARTE DE EUROPA YA HA DESAPARECIDO PRÁCTICAMENTE. 

Durante 20 años, Wittkowski fue el jefe de Bioestadística, Epidemiología y Diseño de Investigación en el Centro de Ciencias Clínicas y Traslacionales de la Universidad Rockefeller. Spiked le entrevistó para averiguar más sobre la pandemia.

Spiked: ¿Covid-19 es peligroso?

Knut Wittkowski: No, a menos que tenga enfermedades previas graves relacionadas con la edad. Entonces,

si está en un hogar de ancianos porque ya no puede vivir solo, infectarse es peligroso.

Wittkowski:

Se acabó en China. Se acabó en Corea del Sur. Ha disminuido sustancialmente en la mayor parte de Europa y ha bajado un poco en todas partes, incluso en el Reino Unido.

El Reino Unido y Bielorrusia son recién llegados, por lo que no ves exactamente lo que estás viendo en Europa continental. Pero,

en todas partes de Europa, el número de casos está disminuyendo sustancialmente.

LA ÚNICA RAZÓN PARA LOS BLOQUEOS Y ENCIERROS FUE «APLANAR LA CURVA» (Y DE ESTE MODO PROLONGARLA), PARA QUE LOS HOSPITALES NO COLAPSARAN.

Spiked: ¿Han tenido gran impacto nuestras intervenciones?

sólo se dio una razón para el cierre y fue evitar que los hospitales se sobrecargaran.
No hay indicios de que los hospitales se hayan sobrecargado, independientemente de lo que hayamos hecho.
Entonces podríamos abrir los países de nuevo y olvidarlo todo.
Espero que la intervención no haya tenido demasiado impacto porque probablemente empeoró la situación.
La intervención consistió en «aplanar la curva».
Eso significa que habría el mismo número de casos, pero se extenderían por un período de tiempo más largo, porque de lo contrario los hospitales no tendrían suficiente capacidad.

Ahora, como sabemos, los niños y los adultos jóvenes no terminan en los hospitales. Solo aquellos que son ancianos y tienen enfermedades graves lo hacen. Por lo tanto, se debe proteger a los ancianos y los hogares de ancianos.

El enfoque ideal sería simplemente cerrar la puerta de los hogares de ancianos y mantener al personal y a los ancianos encerrados durante un cierto período de tiempo, y pagarle al personal horas extras para que permanezcan allí durante 24 horas al día.

¿Por cuánto tiempo puedes hacer eso? Durante tres semanas, eso es posible. Durante 18 meses, no lo es. El aplanamiento de la curva, la prolongación de la epidemia, dificulta la protección de los ancianos, que están en riesgo. Más personas mayores se infectan y tenemos más muertes.

EL PELIGRO PRINCIPAL DE LOS ENCIERROS ES QUE PROVOCARÁN MÁS MUERTES POR SUICIDIOS, VIOLENCIA DOMÉSTICA Y ENFERMOS GRAVES QUE NO SE ATREVEN A ACUDIR AL HOSPITAL.

Wittkowski: Primero,

tenemos las consecuencias directas: suicidios, violencia doméstica y otras consecuencias sociales que conducen a la muerte.

Y luego tenemos personas que están demasiado asustadas para ir a los hospitales por otros problemas como derrames cerebrales o ataques cardíacos.

Por lo tanto, las personas se mantienen alejadas de los hospitales debido al temor de Covid. Y luego mueren.

Wittkowski: Alemania tuvo 8.000 muertes en una población de 85 millones. Tuvieron 20.000 a 30.000 hospitalizaciones. En Alemania, eso no es nada. Ni siquiera aparece como una falla en las estadísticas del hospital. En Gran Bretaña, la mayor utilización del hospital fue de alrededor del 60 por ciento, si no me equivoco.

En la ciudad de Nueva York, fue un poco más alto. El Centro de Congresos Javits se convirtió en un hospital de campaña con 3.000 camas. Trató a solo 1.000 pacientes en total.

El barco de la Armada enviado a Nueva York por el presidente Trump acogió a 179 pacientes, pero fue devuelto porque no era necesario. Nueva York es el epicentro de la epidemia en los Estados Unidos, e incluso aquí, en el epicentro, la utilización del hospital solo aumentó un poco.

Nada dramático. Nada fuera de lo común. Eso es lo que sucede durante la temporada de gripe.

Las personas tienen gripe, y luego hay más pacientes en los hospitales de los que debería haber.

LA SEGUNDA OLA O EL SEGUNDO PICO, Y EL DISTANCIAMIENTO SOCIAL, SON INVENTOS DE LOS GOBIERNOS QUE NO QUIEREN ADMITIR SU ERROR Y RECTIFICAR SU POLÍTICA DESPÓTICA.

Spiked: ¿Estamos en camino de alcanzar la inmunidad colectiva?

hemos aplanado lo que de otro modo habría sido un pico, y si ahora lo dejamos correr, incluso si el número de casos aumentara un poco, no sería tan alto como lo era, porque ya tenemos suficientes personas inmunes en el población.
Por lo tanto, no se propagará tan rápido como podría haberse propagado al principio.

Spiked: ¿Deberíamos preocuparnos por un segundo pico?

Eso es un invento para justificar una política que los políticos temen rectificar.
Spiked: ¿Deberían las personas practicar el distanciamiento social?
Wittkowski: No.
Spiked: ¿Por qué no?

Wittkowski: ¿Por qué? ¿Cuál es la justificación para eso?

La gente necesita pedirle una explicación al gobierno. El gobierno está restringiendo la libertad. No tienes que pedirme una justificación. No hay justificación. Es el gobierno el que tiene que justificar lo que está haciendo. Lo siento, pero las cosas son así.

LOS GOBIERNOS SE SOMETIERON INSENSATAMENTE AL MIEDO Y LOS CÁLCULOS ABSURDOS DE FERGUSON, SIN TENER EN CUENTA LA RAZÓN Y LA CIENCIA EN ABSOLUTO.

Spiked: ¿Cómo lo hicimos todo tan mal?

Wittkowski: Los gobiernos no tuvieron una discusión abierta, ni incluyeron a economistas, biólogos y epidemiólogos, para escuchar diferentes puntos de vista. En Gran Bretaña, fue la voz de una persona, Neil Ferguson, quien tiene un historial de proyecciones que son un poco extrañas.

El gobierno no convocó una reunión con personas que tienen ideas diferentes, proyecciones diferentes, para discutir su proyección. Si hubiera hecho eso, podría haber visto dónde estaba el fallo fundamental en los llamados modelos utilizados por Neil Ferguson.

Su artículo fue publicado eventualmente, en medRxiv.

Se suponía que el uno por ciento de todas las personas infectadas morirían. No hay justificación en ninguna parte para eso.

Digamos que la epidemia tiene una tasa de reproducción básica de alrededor de dos. Eventualmente, el 80 por ciento de la población será inmune, porque han sido infectados en algún momento. El ochenta por ciento de la población británica sería algo así como 50 millones. El uno por ciento de ellos muriendo es 500.000. De ahí proviene el número de Ferguson.

Pero sabíamos desde el principio que ni en Wuhan ni en Corea del Sur murió el uno por ciento de todas las personas infectadas.

Corea del Sur tiene 60 millones de personas. Tiene aproximadamente el mismo tamaño que el Reino Unido. ¿Cuántas muertes hubo en Corea del Sur? ¿Se encerraron? No.

El gobierno de Corea del Sur estaba extremadamente orgulloso de haber resistido la presión para abandonar los conceptos muy básicos de democracia.

La epidemia en Corea del Sur terminó en marzo, el número de casos disminuyó el 13 de marzo.

En Wuhan tampoco cerraron la economía. Wuhan había restringido los viajes fuera de la ciudad. Detuvieron los servicios de trenes y bloquearon las carreteras.

No restringieron nada social dentro de la ciudad hasta muy tarde.

Hemos visto, entonces, en Wuhan y Corea del Sur, que si no haces nada, la epidemia termina en tres semanas.

Sabiendo que la epidemia terminaría en tres semanas y que el número de personas que morirían sería menor, al igual que una gripe normal, los gobiernos comenzaron a cerrar a mediados de marzo. ¿Por qué? Porque alguien se lo quitó de la cabeza al convencerlos de que el uno por ciento de todos los infectados moriría.

Se podría argumentar que quizás el uno por ciento de todos los casos moriría. Pero el uno por ciento de todas las personas infectadas no tiene ningún sentido. Y teníamos esa evidencia a mediados de marzo.

LAS PROYECCIONES Y CÁLCULOS SOBRE LA MORTALIDAD POR COVID ERAN IGUALMENTE ABSURDOS: NO DISTINGUÍAN ENTRE INFECTADOS Y ENFERMOS. NO SE ENTIENDE CÓMO LOS GOBIERNOS Y SUS EXPERTOS PUEDEN HABER SIDO TAN ESTÚPIDOS.

Spiked:  Sólo para aclarar, ¿los casos son diferentes de las personas infectadas?

Wittkowski: Casos significa personas que tienen síntomas lo suficientemente graves como para ir al hospital o recibir tratamiento. La mayoría de las personas no tienen síntomas en absoluto. Pero despertarse con dolor de garganta algún día no es un caso.

Un caso significa que alguien acude al hospital.

Spiked: El gobierno del Reino Unido también estuvo fuertemente influenciado por la situación en Italia. ¿Por qué salió tan mal?

Wittkowski: Lo que vimos en Italia fue que el virus estaba afectando a aquellos que eran viejos y tenían enfermedades graves, por lo que muchas personas murieron.

Pero la edad promedio de los que murieron en Italia fue de alrededor de 81 años. No es que los niños o los trabajadores estuvieran muriendo.

Eran los ancianos en hogares de ancianos, ni siquiera los ancianos que vivían solos en su mayoría. Vimos muchas muertes y eso asustó a la gente. Pero entonces,

Italia hizo algo ilógico. Cerró las escuelas para que los escolares estuvieran aislados y no se infectaran y no se volvieran inmunes.

En cambio,

el virus se propagó casi exclusivamente entre los ancianos, causando más muertes y una mayor utilización de hospitales. Y eso es alucinante.

Desde el principio, sabíamos por China y Corea del Sur que esta es una epidemia que sigue su curso, y que no había nada de especial en ella. Pero cuando llegó a Italia, dejamos de pensarlo como un problema estratificado por edad, y en su lugar agrupamos a todos juntos.

La idea de que si no cerrábamos las escuelas los hospitales se hubieran colapsado no tiene ningún sentido.

Francamente,

todavía no puedo entender completamente cómo nuestros gobiernos pueden ser tan estúpidos.

LOS GOBIERNOS DICEN QUE SIGUEN «LA CIENCIA», PERO SÓLO ESCUCHAN LA VOZ DE CIENTÍFICOS PAGADOS POR ELLOS. SU CIENCIA ESTÁ CORROMPIDA POR INTERESES.

Spiked: Los gobiernos dicen que están siguiendo la ciencia. ¿Es eso realmente cierto?

Wittkowski: Tienen de su parte a los científicos que dependen de la financiación del gobierno.

Un científico en Alemania acaba de recibir 500 millones de $ del gobierno, porque siempre dice lo que el gobierno quiere escuchar.

Los científicos se encuentran en una situación muy extraña. Ahora dependen de la financiación del gobierno, que es una tendencia que se ha desarrollado en los últimos 40 años. Antes de eso, cuando eras profesor en una universidad, tenías tu salario y tu libertad. Ahora, la universidad te da un escritorio y acceso a la biblioteca. Y luego tienes que pedir dinero del gobierno y escribir solicitudes de subvención.

Si se sabe que criticas al gobierno, ¿qué le hace eso a tus posibilidades de obtener financiación? Crea un gran conflicto de intereses.

Las personas que hablan en Alemania y Suiza son independientes del dinero del gobierno porque están jubiladas.

Spiked: ¿Lo hicieron bien los científicos suecos?

Wittkowski:

Suecia hizo lo correcto. Y tuvieron que soportar mucha presión por ello.

Ahora compare Suecia y el Reino Unido. La única diferencia es que Suecia lo hizo bien.

Los suecos sólo tuvieron un problema.

Tuvieron un número relativamente alto de muertes entre los hogares de ancianos. Decidieron mantener abierta la sociedad y olvidaron cerrar los hogares de ancianos.

Sorprendentemente,

los políticos reconocieron que fue un error extender ese concepto abierto a los hogares de ancianos. Los hogares de ancianos deberían haber sido aislados para proteger a los ancianos que están en alto riesgo.

Pero creo que el gobierno sueco está haciendo bien en reconocer ese error.

La primera muerte en los Estados Unidos fue en un hogar de ancianos en Seattle. Y eso fue a finales de febrero. Así que todos sabían que estábamos esperando lo mismo que habíamos visto en Italia: una epidemia que afecta a los ancianos. Pero hasta esta semana en el Estado de Nueva York, el gobierno les dijo a los hogares de ancianos que si no recibían pacientes de los hospitales, perderían sus fondos. Entonces tendrían que importar el virus de los hospitales.

Un tercio de todas las muertes en el Estado de Nueva York ocurrieron en hogares de ancianos.

Se podrían haber evitado 20.000 muertes en los Estados Unidos simplemente aislando los hogares de ancianos.

Después de tres o cuatro semanas, podrían haber reabierto y todos estarían felices.

Esa hubiera sido una estrategia razonable. Pero cerrar las escuelas, empujar la economía contra la pared, no había razón para ello.

La única razón por la que este sinsentido sigue y sigue, y la gente está inventando cosas como esta ‘segunda ola’, que nos va a obligar a cambiar la sociedad y no poder nunca volver a vivir de nuevo, es que los políticos tienen miedo de admitir un error.

Spiked: ¿Es esto más fácil de ver en retrospectiva?

EN MARZO YA SE SABÍA QUE HABÍA HABIDO TRES PICOS DE GRIPE: LA B EN DICIEMBRE, LA A EN ENERO Y COVID EN FEBRERO. ¿POR QUÉ CUNDIÓ EL PÁNICO SÓLO CON EL TERCERO?

Wittkowski: De lo que estoy hablando no es retrospectiva.

Las epidemias en Wuhan y Corea del Sur terminaron a mediados de marzo. En marzo, presenté un documento a medRxiv, resumiendo todo eso. Al menos hacia fines de marzo, los datos estaban allí, y todos los que hubieran querido aprender de ellos podrían haberlo hecho.

El 17 de abril, Robert Redfield, director de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), presentó datos en la reunión presidencial sobre coronavirus en la Casa Blanca. Y presentó una gráfica. Y lo miré y pregunté por qué la gente no se ponía de pie de un salto. ¿Por qué las personas no entendían lo que estaban mirando? La gráfica mostraba los datos del ILINet.

Durante 15 años, los hospitales han contado a cada persona que se presenta con una enfermedad similar a la influenza: fiebre, tos, lo que sea. Hubo tres picos en la temporada de gripe 2019-2020. La primera fue a fines de diciembre: gripe B. La siguiente fue a fines de enero: una epidemia de gripe A. Y luego hubo un tercer pico de visitas al hospital alrededor del 8 de marzo: Covid-19.

Para que el pico ocurra ese día, esos pacientes tienen que pasar por un período de incubación de siete días y luego tener síntomas. Pero no van al hospital con los primeros síntomas. Sólo si empeoran a los tres días.

Cuatro semanas después, el 8 de abril, el número de nuevas infecciones ya había disminuido. A tiempo para la Pascua, nuestros gobiernos deberían haber reconocido que eran demasiado cautelosos. La gente hubiera aceptado eso.

Dos semanas de cierre no habrían sido el fin del mundo. No tendríamos lo que tenemos ahora: 30 millones de personas desempleadas en los Estados Unidos, por ejemplo.

Las empresas no quiebran en un período de dos semanas. Dos meses es una historia muy diferente. Si tiene que pagar el alquiler durante dos meses por un restaurante en Nueva York sin ingresos, irá a la quiebra.

Vemos desempleo, vemos bancarrotas, vemos mucho dinero desperdiciado en paquetes de rescate económico: billones de dólares en los Estados Unidos.

Vemos más muertes y enfermedades de las que hubiéramos tenido si no hubiéramos hecho nada.

Y sigue y sigue, sólo porque los gobiernos temen admitir un error. Están tratando de encontrar excusas.

Dicen que tienen que hacer las cosas lentamente, escalonadamente, y que han «evitado 500.000 muertes» en el Reino Unido. Pero ese era un número absurdo que no tenía justificación.

La persona que lo presentó fingió que estaba basado en un modelo.

No fue un modelo. Era simplemente un número: el uno por ciento de todas las personas infectadas muriendo. Y nadie lo puso en duda. Y ese es el problema básico.

Spiked: La gente dirá que las intervenciones en Corea del Sur, como el rastreo de contactos, fueron más efectivas.

Wittkowski: ¿Cuántos órdenes de magnitud nos llevan de 500.000 a 256, el número de muertes en Corea del Sur?

Para tener ese tipo de efecto, tendrías que poner a todos en el Reino Unido en una habitación de presión negativa.

Es totalmente absurdo incluso considerar una reducción de 500.000 a 256 con esas medidas.

AUTOR: Knut Wittkowski. ENTREVISTADOR: Fraser Myers. FUENTE: Spiked-online.com. 15 de mayo de 2020.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.