CARTA PÚBLICA DEL DOCTOR PATRICK BELLIER, NEUMÓLOGO Y ALERGÓLOGO DE LA REGIÓN DE LYONNAISE.

«Señora, Señor:

La epidemia puramente viral ha terminado a finales de mayo: cero muertes desde entonces, algunas hospitalizaciones raras, algunos pacientes extremadamente raros en la vida real.

me di cuenta de que la mayoría de ellos no estaban infectados por el virus.

Casi todos tuvieron una PCR negativa, pero por otro lado todos los radiólogos concluyeron de la misma manera: Imágenes compatibles con una infección por COVID. Y ¡zas!, el paciente, era trasladado al servicio de “COVID”.

Estos radiólogos «famosos» vieron infección por COVID en escáneres normales, confundieron las burbujas de enfisema con COVID, confundieron la neumonía neumocócica con COVID, etc.

Es la verdad.

Sabiendo interpretar yo mismo los escáneres de tórax, mejor que ellos al parecer, te lo puedo certificar.

Algo más que no puedo ocultar más: la lesión pulmonar en COVID es una alveolitis.

Hemos conocido las alveolitis de “siempre” y sabemos cómo tratarlas: ¡cortisona en dosis altísimas!

algunos tontos que olvidaron sus estudios médicos en 5 minutos, incluidos los profesores, prohibieron la cortisona con el argumento de que debilitaba el sistema inmunológico.

la cortisona debilita las defensas, después de varios meses de tratamiento continuo, y nuevamente, de manera moderada. ¡No es quimioterapia!

¿De cuántos tontos son responsables estos tontos? ¿De cientos? ¿De miles?

¿Cuántas secuelas de fibrosis a causa de estos imbéciles?

¿Vamos a demandar a todos estos tontos? Deberíamos hacerlo.

todos pueden ser testigos de que siempre he recomendado la cortisona desde el principio en dosis dobles, incluso triples (solumedrol 120 mg x 3).

Calculo que el 80% de los diagnósticos de COVID son falsos, especialmente sobre las causas de muerte.

Actualmente, solo la tasa de mortalidad y posiblemente la tasa de admisión a cuidados intensivos son los únicos criterios confiables para la epidemia.

Las muertes y las admisiones están en su nivel más bajo. Próximos a cero.

¿Por qué, entonces, se habla de una epidemia sin pacientes?

Los portadores sanos son útiles y necesarios porque a través de ellos se logrará una protección colectiva.

Es un crimen y un asesinato «evitar» esta protección colectiva usando una máscara.

Muchos de nosotros somos portadores sanos de neumococo y meningococo.

¡Sin nosotros, la neumonía fatal, y la meningitis, sería legión y la veríamos en todas partes, todos los días!

Hay hechos: sin UCIS, sin hospitalizaciones, sin muertes. ¡Estos son los hechos!

Estos imbéciles, epidemiólogos, infectólogos, u otros que no tienen conocimientos en la materia, siembran el terror y desafortunadamente aconsejan al gobierno, demasiado estúpido para entenderlo por sí mismo.

En cuanto al amianto antes de 1997

Nos cabrean con sus máscaras obligatorias para una epidemia que se acabó e incluso impiden la inmunización colectiva. Son criminales.

Veo a decenas de jóvenes que tienen todos el mismo perfil, los mismos síntomas: dolor torácico atípico y vago, y disnea inspiratoria (la disnea inspiratoria siempre es psicógena); y la espirometría y las gammagrafías torácicas siguen siendo normales.

Personas estresadas que tienen miedo a morir (como durante la transición al año 2000), que hacen tantas preguntas que ya no tengo tiempo para abordar el tema por el que vienen.

Una máscara podría enviarme directamente al cielo (o al infierno). El miedo a la mirada de la oveja enmascarada. El miedo a ver a un paciente obtuso con el que me voy a divertir con él, MIEDO todo el tiempo.

MIEDO permanente.

un paciente joven fanático y bajo de frente presentó una denuncia en mi contra por orden de los médicos del Ródano. ¡Estoy convocado para el viernes 18 de septiembre en 94 avenue Servient 69003 Lyon!

No puedo soportar más esta histeria colectiva creada y mantenida por el gobierno. Todos los libros de psiquiatría dicen que la histeria colectiva siempre es creada por grandes grupos o gobiernos. Estamos en eso.

Imposible trabajar serenamente en tales condiciones.

Por favor, acepte, señora, señor, mis mejores deseos».

NB: Publicamos el nombre del autor de esta carta con su consentimiento.

FUENTE (publicación eliminada por Mediapart): Blog de DBCooper mediapart.  4 de septiembre de 2020. ¡Mi vida se ha convertido en un infierno! Carta de un neumólogo al borde de un ataque de nervios.

2 respuestas

  1. Ya, creo que es muy interesante pero soy incisivo… ¿y las muertes de octubre y noviembre? solo quiero tener información científica de estas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.