Al hablar de una segunda ola, la unidad de análisis deberían ser las muertes por COVID (o, si es necesario, las hospitalizaciones), no los casos con resultados positivos en el test.

la prueba de anticuerpos no captura la inmunidad de células T.

  • Fuente: Tim Carney, Washington Examiner
    Fuente: Tim Carney, Washington Examiner

    Este gráfico muestra que si establecemos el marco geográfico en los Estados Unidos continentales, las hospitalizaciones muestran el inicio de un segundo pico o segunda ola.

no hay un segundo pico. Cada región tiene básicamente un solo pico.

Ni un solo municipio de EE. UU. ha experimentado una segunda ola de COVID.

no conozco un solo municipio en todo el mundo que haya experimentado una segunda ola. Las segundas oleadas municipales parecen ser cero y contando.

las hospitalizaciones, como unidad de análisis, no son tan importantes como las muertes.

Muertes >> hospitalizaciones >>>>> casos

  • Fuente

    En el sentido importante, todavía no hemos visto una segunda ola en Estados Unidos.

Es posible que una segunda ola estadounidense, basada en muertes, suceda en el futuro. Pero aún no ha sucedido.

Si la respuesta es no,

entonces imagine que lo que está sucediendo es la primera ola que todavía se extiende por el paisaje más extenso.

AUTOR: Daniel B. Klein. Es profesor de economía y presidente de JIN en el Mercatus Center de la Universidad George Mason, donde dirige un programa en Adam Smith. También es miembro asociado del Ratio Institute (Estocolmo) y editor jefe de Econ Journal Watch. FUENTE: AIER- American Institute for Economic Research.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.