El profesor de la Universidad Estatal de Michigan y médico del equipo de gimnasia de EE.UU., Larry Nassar, penetró a niñas, la mayoría menores de 16 años, algunas menores de 13, con una mano sin guantes, diciendo que las estaba examinando internamente, haciendo los chequeos necesarios para que se desempeñaran como jóvenes atletas.

Este doctor continuó abusando de cientos de chicas durante muchos años.

Las chicas obedecieron.

¿Cómo pudo este doctor hacer lo que hizo durante todos estos años?

Pudo hacerlo porque era un «experto», un «científico», alguien que los demás sabían con certeza… más que ellos mismos… lo que era mejor.

EL FUNDAMENTALISMO CIENTIFICISTA EXIGE OBEDIENCIA A EXPERTOS Y CIENTÍFICOS, Y LOS DISIDENTES SON TRATADOS COMO HEREJES, SUPERSTICIOSOS Y PELIGROSOS

En esta época de cierres, restricciones y cierres de iglesias y negocios, daños inconmensurables, pérdidas generalizadas y miedo debilitante en respuesta a un virus con una tasa de supervivencia superior al 99 por ciento para la mayoría de las personas, hemos seguido escuchando el lema, confía en «la Ciencia» o sigue (u obedece) a «la Ciencia» y «los Científicos».

Obedece los controles del gobierno y «la Ciencia» un poco más, y todo mejorará.

aquellos que cuestionan a «la Ciencia» y no se conforman – o incluso simplemente piensan diferente – son nombrados y señalados como peligrosos.

mientras tanto también son reales los daños, las muertes y los traumas de las medidas pensadas para mitigarlo.

Cuando la «Ciencia» es financiada por corporaciones y grupos de interés especial, podemos aprender preguntando: «¿Quién extiende los cheques y a quién se le paga?»

Aquellos que pregonan el eslogan «Sigue la ciencia» u «Obedece la ciencia» han empezado a sonar más como literalistas bíblicos, nada parecido a como lo que yo he entendido siempre que es la ciencia.

LA CIENCIA»OFICIAL» A LA QUE SE NOS EXIGE QUE OBEDEZCAMOS ES «BASURA», PORQUE DICE Y SE DESDICE CADA SEMANA SOBRE LETALIDAD, MASCARILLAS, HIGIENE, TEST, ASINTOMÁTICOS, TRATAMIENTOS, BLOQUEOS. 

La «ciencia» publicada sobre este virus ha cambiado mensualmente, incluso semanalmente, durante muchos meses.

Las máscaras son ineficaces/usa máscaras.

Limpia las superficies/no hay necesidad de limpiar las superficies, ya que se transmite por el aire y no vive en las superficies.

La propagación asintomática es común/la propagación asintomática es rara.

muchos científicos han observado que las pruebas para diagnosticar la infección suelen ser poco fiables.

La hidroxicloroquina, el zinc y la azitromicina se han utilizado en todo el mundo para prevenir y tratar eficazmente este virus en sus primeras etapas; y, sin embargo, los científicos que comparten información sobre estos medicamentos son difamados, amenazados y a veces despedidos.

LA VERDADERA CIENCIA CONTRADICE LA OFICIAL EN CASI TODO, Y SÓLO UN RÉGIMEN TOTALITARIO PUEDE TRATAR A LOS DISIDENTES COMO PSICÓPATAS, INCULTOS, IGNORANTES Y ACUSARLES DE «MATAR A GENTE»

los gobiernos amenazan con multar o encarcelar a las personas que se reúnen durante las vacaciones, y a los interrogadores se les sigue llamando ignorantes, psicópatas, incultos, indiferentes, y también se les acusa de hacer que mueran personas.

La ciencia implica un constante escrutinio y cuestionamiento, planteando hipótesis, y luego examinándolas continuamente y probándolas para refutarlas.

La ciencia responsable nunca dijo: «esta es la ciencia, punto, ahora cállate».

Los sujetos pensaban que el experimento era de aprendizaje, pero los experimentadores estudiaban en realidad la conformidad y la obediencia a una figura con autoridad.

Últimamente, podemos sustituir la palabra, «ciencia» por «experimento» como en, «la ciencia requiere que usted continúe».

Cumplieron porque el hombre de laboratorio blanco era un experto. Un científico. Uno de mentira, pero los participantes no lo sabían. Pensaron que seguramente el científico debía saber más que ellos.

LA HISTORIA DE LA CIENCIA Y DE LA MEDICINA ESTÁ PLAGADA DE CASOS DE ERRORES, MENTIRAS, PRÁCTICAS BÁRBARAS Y TRATAMIENTOS DISPARATADOS: USAR RESPIRADORES PARA COVID-19 EQUIVALE A LAS SANGRÍAS USADAS HASTA EL SIGLO XX

A finales del siglo XVIII, los médicos, pregonando la ciencia, se movieron para reemplazar a las mujeres curanderas, que habían enfatizado las relaciones y los enfoques holísticos.

Los médicos abogaban por medidas más activas, cuantificables y «heroicas». Se empeñaron en HACER ALGO.

Los médicos utilizaron la sangría hasta bien entrado el siglo XX para muchas dolencias; entre ellas, accidentes, paludismo, fiebres infantiles, molestias del embarazo y anemia.

muchos médicos sangraban hasta que el paciente se desmayaba o cesaba el pulso, lo que sucediera primero».

La sangría era común durante la epidemia de fiebre amarilla de 1873.

Las purgas de laxantes, realizadas mediante la administración de calomel, una sal de mercurio, se consideraban un remedio polivalente para todo, desde el dolor de la dentición y la diarrea hasta las enfermedades crónicas.

los médicos conocían estos efectos secundarios, pero realizaron estos procedimientos de todos modos.

los tratamientos utilizados a mediados del siglo XIX para casi cualquier queja femenina: investigación manual, sanguijuelas, inyecciones y cauterización (sin anestesia, excepto un poco de opio o alcohol).

ambos abogaron por colocar sanguijuelas justo en la vulva o en el cuello del útero, aunque Bennett advirtió al doctor de que las contara cuando se saciaran ya que algunas podrían perderse. (Ibíd. pág. 123)

Prácticas cuestionables, incluso bárbaras, se han llevado a cabo en nombre de la ciencia.

Los programas de eugenesia abogaron y realizaron esterilizaciones forzadas en los EE.UU. hasta bien entrado el siglo XX y algunos en el siglo XXI.

Durante el período previo a la guerra de EE.UU. en Irak, a través de casi todos los principales medios de comunicación, escuchamos una y otra vez palabras como «indiscutible», «irrefutable», «evidencia», que apoyaban la necesidad de la guerra.

La gente que cuestionaba la necesidad absoluta e inmediata de la guerra era objeto de burlas, intimidaciones, vilipendio, disparos, amenazas, a veces incluso de muerte.

HACE FALTA MUCHO VALOR  PARA OPONERSE, A VECES EN SOLITARIO, AL GOBIERNO, A LA IGLESIA, AL EJÉRCITO, A LA MAYORÍA DEL PUEBLO, A LA IDEOLOGÍA DOMINANTE O A LA CIENCIA OFICIAL A LOS QUE TODOS SE SOMETEN; PERO CUANDO TE HAS DECIDIDO A HACERLO, YA NUNCA VOLVERÁS A SER «CREYENTE»

una vez que has tenido que hablar, quizás solo, contra un grupo dominante, o una persona dominante, que amenaza tu vida o la vida de un ser querido si hablas, estás cambiado para siempre.

Esta afirmación está a pocos caracteres de: «Si hablas o te pasas de la raya, el virus te matará».

tú (o el virus) matarás a alguien que amas.

Uno cambia para siempre después de oponerse a grupos, instituciones o individuos poderosos -ya sea la iglesia, el ejército, el pueblo, el programa nacional de scouts, el departamento, «la Ciencia».

Y aún así, la gente confía en sus corazones e instintos y habla de todas formas, normalmente a un gran costo.

Una vez que has tenido que hacer esto, se hace mucho más difícil creer, sin duda, que «todos» saben mejor que tú, la figura de autoridad sabe mejor que tú, que la narración debe ser tragada entera.

«HABLA O ACTÚA Y TE MATARÉ«… Y, sin embargo, has sobrevivido.

AUTOR: Christine E. Black. Ha publicado en numerosas revistas y periódicos. Su poesía ha sido nominada al premio Pushcart y al premio Pablo Neruda. FUENTE: off-guardian.org. 8 de diciembre de 2020.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.