En una rara buena noticia sobre Covid-19,

un equipo de expertos en enfermedades infecciosas calcula que la tasa de mortalidad en las personas que tienen síntomas de la enfermedad causada por el nuevo coronavirus es de alrededor del 1.4%.

LAS TASAS DE MORTALIDAD POR COVID-19, SIN EXAGERACIONES INSENSATAS

Aunque esa estimación se aplica específicamente a Wuhan, la ciudad china donde comenzó el brote, y se basa en datos de allí, ofrece una guía para el resto del mundo, donde muchos países podrían ver tasas de mortalidad aún más bajas.

La nueva cifra está significativamente por debajo de las estimaciones anteriores de 2% o 3%, y muy por debajo de la tasa de mortalidad para China,

basada simplemente en dividir las muertes por casos, lo que arroja casi el 4%.

Si bien aún es más alta que la tasa de mortalidad promedio de 0.1% por gripe estacional, aumenta las esperanzas de que la peor consecuencia del coronavirus sea poco común.

Ese optimismo es recortado por la expectativa de que,

dado que nadie era inmune al nuevo virus, «la mayoría de la población se infectará», a menos que se consiga rápidamente una vacuna o se introduzcan intervenciones drásticas de salud pública, como cerrar lugares públicos y cancelar eventos públicos,

concluyen los científicos en un artículo enviado a una revista, pero aún no revisado por pares.

La expectativa de que una «mayoría» de una población se infecte refleja el peor de los casos sobre quién se encuentra con quién, algo que los modeladores llaman «mezcla homogénea».

Pero incluso la suposición más realista, de que no todos se mezclan con todos los demás, significa que

«al menos de un cuarto a la mitad de la población probablemente se infectará» a menos que se apliquen medidas de distanciamiento social o una vacuna,

concluyen Joseph Wu, Kathy Leung y sus colegas de la Universidad de Hong Kong, líderes en el modelado de enfermedades infecciosas.

La mejor noticia se refiere a las tasas de mortalidad.

Para calcularlos, los investigadores utilizaron datos de Wuhan, especialmente la distribución por edad de 425 casos tempranos y 41 muertes tempranas allí.

POSIBILIDAD DE MORIR O ENFERMAR GRAVEMENTE POR COVID-19, SEGÚN LA EDAD

La posibilidad de que alguien con Covid-19 sintomático muera varía según la edad, lo que confirma otros estudios.

♦ Para aquellos de 15 a 44 años, la tasa de mortalidad fue del 0.5%, aunque podría haber sido tan baja como 0.1% o tan alta como 1.3%.

♦ Para las personas de 45 a 64 años, la tasa de mortalidad también fue del 0,5%, con un posible mínimo del 0,2% y un posible máximo del 1,1%.

♦ Para los mayores de 64 años, fue de 2.7%, con una estimación baja y alta de 1.5% y 4.7%.

La posibilidad de una enfermedad grave por infección por coronavirus

♦ en personas más jóvenes la tasa de mortalidad era tan baja que los científicos la estiman en cero.

Como los médicos e investigadores han visto desde el comienzo del brote,

♦ muchas personas infectadas nunca llegan a enfermar.

Tan solo el 14% de las personas en Wuhan con infecciones tempranas de coronavirus fueron detectadas, dijo el epidemiólogo Jeffrey Shaman de la Facultad de Salud Pública Mailman de la Universidad de Columbia, quien dirigió un estudio publicado el lunes en Science sobre las infecciones por coronavirus indocumentadas.

«Creo que hay muchos más que los [casi] 70,000« casos confirmados de Covid-19 en la provincia de Hubei,

dijo Shaman a los periodistas.

Eso significa que

la «tasa de mortalidad por infección» (muertes entre personas que tienen el virus pero que pueden o no mostrar síntomas de la enfermedad) es incluso más baja de lo que calculan Wu y sus colegas.

A pesar de los heroicos esfuerzos de Wuhan para tratar a los pacientes, la repentina epidemia abrumó a los hospitales allí, al igual que en el norte de Italia.

LOS PAÍSES QUE LOGRARON «APLANAR LA CURVA» DE HOSPITALIZADOS SON LOS QUE ESCUCHARON LAS ADVERTENCIAS Y SE PREPARARON Y ACTUARON MEJOR

En los países que recogieron más advertencias anticipadas y se prepararon mejor, especialmente si el distanciamiento social logra «aplastar la curva» lo suficiente como para amortiguar lo que de otra manera sería una marea de casos de Covid-19,

es probable que la tasa de mortalidad sea aún más baja.

♦ «Las estimaciones de riesgo de mortalidad pueden no generalizarse a los que están fuera de [Wuhan], especialmente durante las fases posteriores de la epidemia», escribieron Wu y sus colegas.

♦ «La creciente disponibilidad de modalidades de tratamiento más nuevas, y potencialmente mejores, para más pacientes, presumiblemente produciría menos muertes». 

Eso es cierto incluso dentro de China, como declaran:

♦ «Hasta la fecha, la proporción de muertes por caso en Wuhan ha sido mucho más alta que la de todas las demás ciudades de China continental».

Para que nadie se sienta tentado a minimizar la amenaza, los científicos advierten que Covid-19 está en camino de infectar a millones de personas.

Si el distanciamiento social no disminuye el número de casos en un momento dado, y acaba desbordando los sistemas de atención médica, la tasa de mortalidad será más alta.

AUTORA: Sharon Begley, escritora de temas científicos. Anteriormente fue corresponsal de salud y ciencia de Reuters, columnista científica del Wall Street Journal y editora científica de Newsweek. FUENTE: statnews.com. 16 de marzo de 2020.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.