Ayer fue el 1 de mayo, la fecha límite que el Secretario de Salud del Reino Unido, Matt Hancock, fijó para que el Sistema Nacional de Salud (NHS) evaluara a 100.000 personas cada 24 horas.

Al ver que los 100.000 eran solo un número arbitrario, creado con fines de relaciones públicas para hacer que el gobierno parezca dinámico y proactivo, sea sí o no que realmente alcancen este objetivo, es discutible.

SE DISCUTE LO QUE NO IMPORTA: CUANTOS TEST SE ESTÁN HACIENDO; Y SE IGNORA LO IMPORTANTE: LA PCR PRODUCE RESULTADOS SIN SENTIDO

Sin embargo,

firmes en su deber de discutir solo lo que no importa, los principales medios de comunicación están encerrados en un feroz debate sobre las estadísticas.

Imagen
COVID-19: situación en España, según el Ministerio de Sanidad. 6 de mayo de 2020.

Ambos bandos han perdido de vista la cuestión:

La política de test en su conjunto está produciendo datos posiblemente sin sentido.

Cuidado con los falsos negativos tomados de las vías aéreas superiores, si el cuadro clínico es típico.

si tienen un paciente con síntomas «típicos» de COVID-19, cualquier prueba negativa podría ser un «falso negativo», y posiblemente no se tenga en cuenta.

ASÍ SE INFLAN LAS CIFRAS DE ENFERMOS POR COVID-19

Ya sea que se les haya realizado una prueba de COVID-19 repetidamente hasta que obtuvieron un resultado positivo; o porque obtuvieron un resultado negativo, descartado como «falso negativo», y acabaron por ser diagnosticados sólo por los síntomas, está claro que esta forma de actuar podría inflar artificialmente el número de casos COVID-19.

YA SEA POR TRAMPAS, PÁNICO O INCOMPETENCIA, LA PCR ES UNA PÉRDIDA DE TIEMPO Y DE DINERO

No se puede confiar en las pruebas de PCR para producir buenos datos.

se ha creado una tormenta perfecta para un diagnóstico erróneo.

AUTOR: Kit Knightly. FUENTE: off-guardian.org. 2 de mayo de 2020.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.